“Cambia tus pensamientos y cambiarás tus sentimientos. Si cambian tus sentimientos cambiará tu actitud, si cambia tu actitud cambiará tu conducta. Cambiando tu conducta cambias tus resultados”.
Si estás aquí es porque has oído hablar de la inteligencia emocional y piensas que, de alguna manera, puede ayudarte a gestionar mejor tu vida en todas sus facetas. Estás en lo cierto: la inteligencia emocional es una gran herramienta que puede ayudarte a conseguir tus objetivos, a aumentar tu productividad y a mejorar tu calidad de vida. ¿Cómo? La buena noticia es que la inteligencia emocional se puede aprender y ésa es precisamente mi misión: enseñarte a incorporar toda una serie de hábitos que podrás aplicar en tu día a día tanto a nivel profesional como personal y que te ayudarán a ser más feliz y a gestionar mejor todo tipo de situaciones y retos. Un aprendizaje que te acompañará de por vida y que te permitirá conocerte mejor a ti mismo, poniendo en valor tus emociones para generar pensamientos positivos y librarte de las sombras que en ocasiones te impiden ver y actuar con claridad. No se trata de controlar tus emociones, sino de gestionarlas con inteligencia. Tú tienes el poder para hacerlo, solo tienes que aprender cómo. ¡Merece la pena!
¿En qué te puede ayudar la inteligencia emocional? • Mejorar tu autoestima. • Alcanzar una mejor comprensión y entendimiento hacia ti mismo y los demás. • Canalizar mejor tus emociones. • Conseguir automotivarte y entusiasmarte. • Comunicarme mejor con tu entorno. • Conseguir un mayor equilibrio y tranquilidad. • Desarrollar una actitud positiva y proactiva.
LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA
 La inteligencia emocional es una herramienta de la que podemos sacar partido en cualquier faceta de nuestra vida. Y, sin duda, el trabajo es una parte muy importante de nuestro día a día. Está demostrado que los trabajadores y profesionales que saben gestionar sus emociones y generan pensamientos positivos son más productivos y contribuyen a crear un ambiente de trabajo mucho más saludable y enriquecedor. Las empresas que fomentan la inteligencia emocional consiguen beneficios que directamente revierten en sus cuentas de resultados porque sus trabajadores: • Son más productivos. • Tienen un mayor bienestar. • Tienen mayor sentimiento de vínculo y comunidad. • Son más innovadores. • Tienen mejor salud.
¿POR QUÉ APLICAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA?
 La presión, el estrés, las prisas, los conflictos, las inseguridades, los cambios... Son factores que se suceden en el día a día de los trabajadores de cualquier empresa y que pueden derivar en pequeñas o grandes crisis si no se saben gestionar adecuadamente. La inteligencia emocional puede ayudar a prevenir todo este tipo de situaciones y a potenciar lo mejor de cada persona en favor del trabajo de todo el equipo. La inteligencia emocional es una herramienta clave para: • Resolver conflictos de forma adecuada. • Generar un mayor bienestar. • Gestionar la competitividad. • Desarrollar el talento. • Gestionar los cambios y el tiempo. • Trabajar en equipo. • Fomentar el espíritu de pertenencia. • Desarrollar el talento y el liderazgo personal. • Reducir el estrés. • Afrontar el cambio generacional en una empresa.
¿TRABAJAMOS JUNTOS PARA CONSEGUIRLO?

Copyright 2017. Todos los derechos reservados.

CONTACTO